TINGO MARIA

A las 9 de la mañana de hoy vence el plazo de la detención preliminar dictada contra Edwin Guevara Ramírez, sospechoso de matar y desaparecer a su entenada Josselyn Navarro Alvarado.

El presunto feminicida fue detenido en Lima y trasladado a Tingo María para las investigaciones que ayudarían a esclarecer lo ocurrido con la universitaria, pero se supo que durante 5 días solo se realizó el interrogatorio al detenido, quien  se negó a declarar.

Se conoció que hasta anoche, la fiscal a cargo del caso no solicitaba prisión preventiva para Guevara Ramírez, pero deberá hacerlo hasta antes de las 9 de la mañana, caso contrario el detenido quedará en libertad.

La universitaria desapareció el 6 de marzo del presente año. Su familia la vio por última vez en su casa y horas después su hermano encontró manchas de sangre en diferentes partes de la vivienda.

Sospecharon del padrastro y cuando le preguntaron por la joven dijo que la vio salir. Mientras la familia la buscaba desesperada, Edwin escapó pero quedaron sus prendas que tenían restos de sangre, las cuales –según fuentes policiales– están a disposición de la Fiscalía  que hasta la fecha no las habría enviado a Lima para las pericias que determinarán si la sangre es humana y si le corresponde a Josselyn, hecho que favorecería al investigado.