Los restos de un caballo que habría sido sacrificado para comercializar su carne fueron abandonados en el mismo lugar donde se realiza la feria ganadera cada semana en la urbanización Huayopampa, distrito de Amarilis, altura del kilómetro 2.5 de la carretera Central.

Los restos óseos y vísceras del equino fueron avistados el lunes último por vecinos del lugar, quienes afirman que el animal habría sido sacrificado en la última feria ganadera en la que además de reses también comercializan caballos y burros.

¿A dónde fue a parar la carne del caballo? es la pregunta que se hacen los vecinos que pidieron la intervención de las autoridades ediles.