La Fiscal de la Nación, Zoraida Ávalos Rivera, abrió una investigación preliminar a los congresistas Segundo Tapia, Karina Beteta, Freddy Sarmiento, César Segura, Mario Mantilla (todos de Fuerza Popular) y Jorge Castro (no agrupado) por los presuntos delitos de peculado doloso y falsedad ideológica.

La investigación ocurre luego que el programa Cuarto Poder informó que los mencionados congresistas cobraron al Parlamento cheques de S/ 2 800 cada uno por supuestamente realizar funciones de representación en sus regiones, cuando en realidad estuvieron de viaje en el extranjero.

De acuerdo con el documento difundido por el Ministerio Público se ha dado un plazo de 60 días para realizar diversas diligencias, entre ellas recabar del Congreso de la República, copias de los informes de representación parlamentaria presentados por los congresistas involucrados en los hechos.

Asimismo, se solicitará a la Superintendencia Nacional de Migraciones, información del movimiento migratorio de los parlamentarios investigados.

Según el informe periodístico de Cuarto Poder, Karina Beteta cobró ese monto en marzo del año pasado, pero en vez de estar en Huánuco para cumplir su labor de representación, entre el 26 de marzo y el 30 de abril, viajó a Suiza para participar en una asamblea de la Unión Interparlamentaria.

Asimismo, de acuerdo con la investigación periodística, César Segura cobró por la semana de representación que debió cumplir en Ica, cuando en realidad estuvo en Rusia, con gastos pagados por el Congreso.

Del mismo modo, se indicó que Tapia, segundo vicepresidente del Congreso, cobró dos cheques de S/ 2 800 cada uno por semanas de representación que no cumplió por viajar a Francia y Estados Unidos.

Otros casos similares son los de Mantilla, quien viajó a Suiza en lugar de Moquegua del 26 al 28 de setiembre del 2017, pero recogió su cheque y Sarmiento quien se ausentó del país del 19 al 30 de setiembre pasado y cobró el cheque por representación.

También se indicó que Jorge Castro estuvo en Panamá del 21 al 25 de noviembre, aunque el informó que hizo la semana de representación días antes, cuando no correspondía.

BETETA LO NIEGA

La congresista Beteta negó la acusación y, mostrando el oficio fechado 23 de marzo de 2018 y recibido el 4 de abril por de ese año por el Congreso, explicó que solicitó al oficial mayor que la exonere ese mes de semana de representación parlamentaria; “sin embargo una responsabilidad administrativa de los funcionarios quieren trasladármela, en su afán de pretender equiparar los informes falsos del congresista Salaverry quien truco fotos de campaña electoral por semana de representación”, acusó.