Técnicos del Gobierno Regional darán asistencia técnica a las organizacio­nes de productores para actualizar y elaborar sus planes de negocios que presentarán al concurso de cofinanciamiento de Iniciativas de Apoyo a la Competitividad Produc­tiva – Procompite, que convocará en las próxi­mas semanas.

Así lo confirmó el gerente regional de De­sarrollo Económico, Wi­lliam Rodríguez, tras una reunión con dirigentes del Frente Único de Au­cayacu, la consejera de­legada, Nitthzy Orneta, y los consejeros de Leoncio Prado, Marañón y Puerto Inca.

Los dirigentes recla­maron que once planes de negocios de arroz, cacao, cuyes, plátano or­gáncio y estevia de José Crespo y Castillo, de­clarados ganadores del Procompite del año 2013, sean cofinanciados.

Sin embargo la po­sición de la Gerencia de Desarrollo Económico es que dichos planes ya caducaron, además que no cumplen las exigen­cias técnicas mínimas y la administración pasada convocó al Procompite sin asignar presupuesto.

“Procompite no es un programa social, es un programa de competiti­vidad”, aclaró Rodríguez al defender su posición de no cofinanciar dichos planes con maquinarias, equipos, infraestructura, insumos y materiales.

No obstante para que tengan oportunidad de acceder al cofinancia­miento del Procompite 2017 que se lanzará a fi­nes de mes, el Gobierno Regional dará asistencia técnica a las organizacio­nes de productores para reformular sus planes de negocios y cumplan los estándares de las normas de Procompite.

Ese compromiso se asumió al mediodía del jueves en la reunión rea­lizada en la sala del Con­sejo Regional.

“Vamos a apoyar a la reformulación de los pla­nes de negocio en todo el corredor de Leoncio Prado, Cholón y Monzón para que tengan los es­tándares de competitivi­dad y no se dupliquen”, declaró Rodríguez a la prensa local.

Nitthzy Orneta ase­guró que los consejeros regionales acompañarán a la comisión de técnicos para evaluar los planes de negocios de dichas or­ganizaciones y de otras que también fueron des­cartadas por la Gerencia de Desarrollo Económi­co al considerar que no cumplían los requisitos mínimos.