Pier Paolo Marzo Rodríguez
En Huánuco estimamos que 194 000 mujeres son madres. Todas deberían ser celebradas. Pero de ellas, cerca de 5 000 son madres adolescentes, de las que 190 son niñas madres, entre 12 y 14 años, según el INEI. De las adultas, más de un tercio, el 34,7 % (más de 67300) son  madres solteras. Y de ellas, cerca de 12 700 estaban demandando alimentos a los padres de sus hijos, en procesos que terminarán entre 6 meses y más de un año después, para obtener en promedio una pensión de S/ 500.00, si quien las hizo madres, cumple, según informa la Defensoría del Pueblo. El 86 % tiene algún tipo de seguro de salud y el 14 % (más de 31 mil madres) ninguno.

¿Qué nos dicen esas cifras?

A mí me dicen que a pesar de las celebraciones, en general, no estamos tratando bien a nuestras madres. Repito, más de un tercio se encarga de sus hijos sin apoyo de los padres de esos mismos hijos y en miles de casos, teniendo que demandar ese apoyo ante jueces. Y casi la mitad de ellas, sin seguro de salud.

El Día de la Madre bien podría ser el día en que todos no sólo tratemos mejor a nuestras propias madres, sino que exijamos un buen trato a todas las madres: buen trato por quienes las hicieron madres, buen trato en los juzgados, buen trato en los establecimientos de salud, buen trato en las empresas, buen trato en las municipalidades y el Gobierno Regional, en todas sus dependencias.

Y desde niños, en todas las escuelas, corresponde inculcar en todos los escolares hombres, que el respeto y cuidado de sus mamás los motive a ser padres responsables cuando crezcan. Y asegurar que todos los docentes también lo sean.

Asimismo, en todos los establecimientos de salud ha de informarse sobre la disposición de los medios para decidir ser o no ser madres, a todas las adolescentes y adultas que lleguen allí.

La maternidad es un derecho de las mujeres y un tesoro de la humanidad.

¡Qué los ejemplos de constancia y dedicación de nuestras mamás nos inspiren para cuidarlas y celebrar ese tesoro !

“Más de un tercio se encarga de sus hijos sin apoyo de los padres de esos mismos hijos y en miles de casos, teniendo que demandar ese apoyo ante jueces”