Una maleta abandonada en la cuadra 3 del jirón 28 de Julio, frontis de la veterinaria San Roque, causó alarma en los vecinos y transeúntes que creían podía haber una bomba en el interior.

Eran las 11:55 de la mañana cuando los vecinos empezaron a especular que la extraña maleta contendría un explosivo y que habría sido dejada por extorsionadores, por lo que comunicaron a la Policía.

Dijeron que la maleta estaba en el lugar por más de una hora, por lo que agentes de Radiopatrulla llegaron al lugar y con mucho cuidado abrieron para ver su contenido, dándose con la sorpresa que solo contenía prendas de vestir.

Por un ticket engrapado en la maleta determinaron que el propietario habría viajado en la empresa de transporte Las Brisas, por lo que decidieron dejar el equipaje en custodia de la empresa.