Mortificado, el alcalde provincial de Huánuco, José Luis Villavicencio Guardia, acusó a la Policía de no apoyar las acciones de ordenamiento de la ciudad emprendidas por la Municipalidad de Huánuco y advirtió que esta semana debe zanjar esta situación con el jefe de la Región Policial.

La casa del alcalde fue ensuciada la mañana de ayer por un grupo de comerciantes informales que fueron impedidos de ingresar al perímetro del mercado Modelo para instalarse con su mercadería en la vía pública. En protesta, llegaron a la casa del alcalde en la cuadra 1 del jirón Bolívar, donde arrojaron basura y se registraron agresiones entre algunas comerciantes y serenos. Un contingente policial llegó al lugar cuando ya todo había pasado.

“Habían avisado [los comerciantes] que iban a venir. Le hemos avisado [a la Policía] y como si no les importara han llegado cuando ya no había nadie ¿De qué sirve?”, se preguntó el alcalde tras advertir que los policías recién aparecieron tras insistentes llamadas.

Villavicencio se quejó también de que para el operativo de ayer se había pedido el apoyo a la Policía, sin embargo ésta recién llegó cuando los ambulantes estaban frente a la Municipalidad en la Plaza de Armas.

Algunos comerciantes intentaron agredir al gerente de Desarrollo Económico, Rafael Vidal cuando salía de la Municipalidad protegido por miembros del Serenazgo.

Y si bien el alcalde anotó que la agresión a su vivienda no llegó al nivel del ataque que sufrió la Municipalidad de Huánuco en la protesta de beneficiarias del programa del Vaso de Leche, advirtió que esto podría ocurrir ante la falta de apoyo policial.

“Con lo que ha sucedido hoy [ayer] ¿cómo voy hacer las intervenciones si mi familia no tiene seguridad?. Eso es preocupante”, anotó al tiempo comparar su situación con el efectivo respaldo policial que tiene el alcalde de La Victoria, George Forsyth, para combatir el comercio ambulatorio.

“Cuando la gente me dice ¿por qué no actúas hasta ahora? es porque no tengo el apoyo de la Policía, como debería ser. Quise ordenar el transporte y no llega el apoyo. El coronel me dice hay que dialogar, hay que dialogar, pero no me puedo pasar los cuatro años [de la gestión] dialogando. La gente quiere resultados”, explicó.

ORDENAMIENTO

Para las 6 de la mañana cuando los comerciantes ambulantes empezaron a llegar al jirón Huánuco, ya los efectivos del Serenazgo estaban apostados en la intersección con el jirón Huallayco. Les impidieron ingresar a pesar de sus esfuerzos por bloquear el cerco humano.

Luego fueron a la Plaza de Armas en busca de los gerentes, donde frustraron la ceremonia dominical de izamiento del pabellón nacional.

Luego que Vidal abandonó la Municipalidad en medio de la protesta de los comerciantes, estos regresaron al mercado vigilados por el contingente policial.

Aquí nuevamente se produjeron hechos de violencia entre serenos y comerciantes que intentaban, a la fuerza, ingresar al jirón Huánuco.

Gladys Gamboa, presidenta de la Asociación de Comerciantes de Huánuco, acusó a los gerentes de la Municipalidad de Huánuco de incumplir el acuerdo de permitirles trabajar los domingos y feriados en el frontis de la Municipalidad, a cambio los comerciantes se comprometían a hacerlo de manera ordenada, dejar limpias las calles e incluso ya tenían tachos.

“Nosotros solo queremos que nos dejen trabajar los domingos y feriados de manera ordenada”, insistió la comerciante.

Rafael Vidal reconoció la reunión con los informales, pero aclaró que solo fue una idea y que se descartó cuando se constató un domingo el desorden que causaban los comerciantes, algunos de los cuales incluso son dueños de puestos de venta que salen a las calles.

Villavicencio también aclaró que no hay ningún compromiso con los comerciantes para que vendan sus productos los domingos y feriados a inmediaciones del mercado Modelo.

Y aclaró que la posibilidad de trasladarlos al malecón Higueras es también, todavía, una idea.

Lo que sí ha propuesto la Municipalidad a los informales es que se reubiquen  en los mercadillos aledaños al mercado Modelo, cuyo alquiler es de 3 soles. “Hay una señora que les cobra de 2 a 5 soles el alquiler de la vía pública. Pagan 5 soles y no quieren pagar 3 soles en un mercadillo”, advirtió el alcalde.

Vidal aclaró que antes de la intervención de hoy, los informales fueron instados a ordenanse y advertidos de que no se les dejará vender.

Sin embargo ante el reclamo de los informales de que solo a un grupo les impiden vender y a otro no, Vidal explicó que dichos comerciantes ocupan área que pertenece al Mercado Modelo.

Villavicencio explicó que han delimitado el área que pertenece al Mercado Modelo con una franja amarilla, en donde están los informales.

 

Rafael Vidal y Luis Villavicencio.

Los comerciantes arrojaron sus desechos a la casa del alcalde.

Hechos de violencia se registraron frente a la casa del alcalde.