El alcalde provincial, Aníbal Solórzano, dio un ultimátum a sus gerentes para que en menos de un mes realicen el remate de los vehículos que llevan años en el Depósito Municipal por infringir el Reglamento Nacional de Tránsito.

“Nos hemos reunido con el gerente municipal y la comisión para que se defina. Es una preocupación que esto no camine”, manifestó al señalar que habría intereses de algunos gerentes de que no se realice el remate.

La Comisión de Subasta de vehículos –conformada por los gerentes de Transportes, Administración y Asesoría Jurídica– publicó el 7 de junio de este año la relación de los 360 vehículos que están por más de 90 días en el depósito municipal.

Y en un plazo de 15 días de no responder sus dueños debieron ser declarados en abandonos. Sin embargo, hasta el momento no se ha emitido la resolución de abandono de ningún vehículo.

“La Comisión tiene un plazo de 15 días para poner todos los documentos en regla y convocar al remate”, indicó Solórzano.

Dijo que de no realizarse en un mes el remate se informará a la Secretaría Técnica de Procesos Administrativos y Sancionadores el incumplimiento de funciones de los gerentes para que se les inicie proceso administrativo sancionador

“Ya están advertidos (…) un remate no puede demorar dos años”, fustigó el edil.