Las lluvias han empezado a causar estragos. Caudales de ríos y quebradas están incrementándose y en algunos lugares están desbordando o erosionando la plataforma de las carreteras y los huaicos están bloqueando diferentes tramos de la carretera Central al norte y sur de Huánuco.

Hasta ahora los desbordes y huaicos han causado daños. Afortunadamente aún no se han reportado pérdidas de vidas humanas en el departamento. Empero, la temporada fuerte de lluvias aún no llega. Está prevista para el mes de marzo.

Provías Nacional ha podido responder hasta ahora con prontitud a las emergencias en la carretera Central. En la vía alterna Ambo-Yanahuanca-Oyón el tránsito está interrumpido desde el 31 de enero porque el río se llevó la plataforma de la carretera en el kilómetro 221+800 y las lluvias continúan en la zona. Así las cosas, el riesgo de quedar aislados de la costa está latente.

De acuerdo con el último reporte del Cenepred, dieciséis distritos del departamento de Huánuco y 94 637 pobladores están en riesgo muy alto.

Las zonas de riesgo están identificados en Huánuco, corresponde a las autoridades activar las plataformas de Defensa Civil y empezar a trabajar en la preparación y organización de sus funcionarios para que el desastre no nos coja sorprendido, a pesar de las alertas que envía la naturaleza.