En los últimos días se ha informado de inspecciones realizadas a las riberas de los ríos Higueras y Huallaga para detectar la presencia de minería ilegal. En las inspecciones participaron indistintamente personal de la Municipalidad Provincial de Huánuco, Dirección Regional de Energía y Minas, Fiscalía Especializada en Materia Ambiental y Policía Especializada en Materia Ambiental.

Los reportes dan cuenta de la incautación de draga en el Higueras y la extracción ilegal de material de construcción de dicho río y del Huallaga.

Si bien estas inspecciones son importantes, resultan insuficientes para tan delicado y continuo accionar.

El problema demanda un plan de intervención más sostenida en el tiempo y que la hagan más efectiva.

Las inspecciones deben continuar, pero deben ir acompañadas de medidas sancionadoras o coercitivas efectivas

La Municipalidad debería mantener una vigilancia mayor sobre las canteras y establecer un plan de explotación que ayude a descolmatar el lecho del río y no propicie su destrucción ni incremente los niveles de riesgo de desborde.

Desde la Dirección de Energía y Minas debería impulsarse operativos más continuos contra la minería ilegal en las riberas de nuestros ríos, con la Fiscalía y Policía y poner tras las rejas a los mineros ilegales.