Alumnos de la Universidad Daniel Alomía Robles se declararon ayer en huelga indefinida exigiendo el cambio de la comisión organizadora para la adecuación a la nueva Ley Universitaria.

Los alumnos se mostraron en contra de que sus diplomas salgan con el membrete de instituto a pesar que llevan la maya curricular de una universidad.

“Esto nos perjudica porque al salir no podremos convalidar nuestros cursos para realizar maestrías”, afirmó el delegado general de los alumnos, Tony Chacón.

El dirigente reconoció que esta decisión la tomó la Superintendencia Nacional de Educación Superior Universitaria (Sunedu), quien explicó a la Comisión Organizadora que se les asignará el nombre de universidad luego que consigan su licenciamiento.

Los estudiantes se mostraron disconformes con el trabajo del presidente de la Comisión Organizadora, Santos Blanco Muñoz, porque alegan no está resolviendo los problemas fundamentales como la emisión de los títulos, la contratación de docentes con antecedentes, la reparación de los equipos.

“Solo están preocupados por la aprobación del presupuesto y no sabemos en qué lo usarán. Pedimos que se cambie a toda la comisión que preside Blanco Muñoz”, solicitó el alumno.

Para hoy anunciaron una marcha y desde ayer se han suspendido las clases en el Daniel Alomía Robles.