En respuesta a las declaraciones del alcalde provincial de Huánuco y su socio político, Aníbal Solórzano, el gobernador regional, Rubén Alva, dijo que si no realizaron obras en el distrito de Huánuco, no fue por falta de voluntad política, sino por falta de proyectos.

Sostuvo que sí ejecutaron obras en otros distritos de la provincia, como Amarilis. “En la capital [del departamento] sí, tiene razón [no se han hecho obras],  pero no por falta de voluntad, sino por falta de disponibilidad de proyectos para la capital; y los proyectos los tiene que hacer el municipio”, apuntó.

Indicó que el único proyecto que le transfirió fue la de instalación de cámaras de videovigilancia, cuyo expediente tuvieron que reformular y ya está en ejecución.

Alva precisó que Solózano le cedió la facultad para elaborar los estudios de los proyectos del nuevo puente Esteban Pavletich, asfaltado de la carretera a la capilla Pomares, entre otros. Se firmó un convenio para que la Unheval los elabore pero “hubo muchas demoras de parte de la universidad” y se puso fin al convenio, explica la autoridad regional.

Con relación a las críticas de su antecesor y candidato a gobernador regional, Luis Picón, y de su flamante socio,Hugo Loarte, quien —según Correo— afirmó que “Alva robó más que Picón”, la autoridad regional dijo no tener tiempo “para personas de ese nivel”.

“No tengo nada que hacer por lo que él dice, si quiere puede defecar por la boca, ese es su problema”, sentenció cuando un periodista le consultó por las declaraciones de Loarte.