El gobernador regional, Juan Alvarado, llegó la mañana de ayer a la zona donde cayeron huaicos que bloquearon la carretera Huánuco-Tingo María, para constatar los trabajos de limpieza para restablecer el tránsito.

El Gobierno Regional informó que tres mil personas y cientos de vehículos quedaron varados a ambos lados de la zona de huaicos en la carretera Central.

“El gobernador inspeccionó los trabajos de limpieza de la vía (…) y dispuso que la Oficina Regional de Defensa Civil lleve alimentos, agua y medicinas para las personas que quedaron varadas”, reportó la oficina de Prensa.

Se informó que militares apoyaron en las labores de limpieza para recuperar la transitabilidad en la carretera.