El director regional de Agricultura (DRA), Tito Jaime Hidalgo, aseguró que la solución a los conflictos por tierras en la provincia Puerto Inca está planteada en lo que ha denominado una hoja de ruta.

“Hasta hace un año la agenda de la DRA era conflictos en Macuya, Honoria, Tournavista, comunidades nativas. La agenda de Puerto Inca era conflictos. Ahora tienen una hoja de ruta de solución, algunos más avanzados que otros”, indicó.

Tito Jaime se reunió con autoridades distritales, dirigentes y pobladores con quienes también trató sobre los conflictos sociales.

En las citas también participó el responsable de la Oficina Regional de Gestión en Conflictos Sociales de Huánuco, Jorge Mendoza Argomedo.

Los conflictos, según indicó el director regional de Agricultura, son por tierras, por comunidades nativas invadidas por productores o que quieren expandirse o  por bosques de producción permanentes invadidos.

En este orden de ideas, destacó que luego de 15 años se solucionó el conflicto entre la comunidad nativa de Cleyton y Von Humbolt 1, Nuevo Porvenir y Pueblo Libre.

También del caserío de Nueva Jerusalén y la empresa Cacao Group, que llegaron a un acuerdo de delimitación y de fortalecer de manera mutua el desarrollo agrario en Honoria.

Del Mismo modo el conflicto que sostiene la comunidad nativa El Naranjal y los caseríos Príncipe de Paz y La Paz está encaminado hacia su solución.

El director de Gestión de Conflictos Sociales, Jorge Mendoza, destacó la importancia de estas reuniones pues “para prevenir, gestionar, transformar y resolver los conflictos sociales es importante manejar información de primera mano”, indicó.

Jorge Mendoza anunció que en junio se volverá a realizar una mesa de diálogo de dirigentes y autoridades de Salapampa y otras comunidades de Ambo con representantes de la empresa que construye la central hidroeléctrica Santa Lorenza I para encaminar la solución al conflicto que tiene paralizada la obra.