Anoche se aprobó con ocho votos la vacancia de los regidores del Concejo Distrital de Amarilis Ángel Marco Gutiérrez Baldeón y Rusel Samuel Chávez Mateo, acusados de incurrir en actos administrativos a pesar de estar impedidos por la Ley Orgánica de Municipalidades.

Con los votos de los regidores Kerling Celestino, Darlin Borja, Germany Gómez, Ivan Bustamante, Orlando Roque, Alan Rubín, Guillermo Pagano  y del alcalde Antonio Pulgar se aprobó la solicitud de la ciudadana Bertha Nilda Jacinto Zavala. Solo Marco Gutiérrez y Rusel Chávez votaron en contra del pedido.

Nilda Jacinto acusó a ambos concejales de haber firmado contratos en nombre de la Municipalidad para las actividades de aniversario de la toma de tierras de Paucarbamba, capital del distrito de Amarilis.

Durante la sesión que duró tres horas, los regidores Chávez y Gutiérrez afirmaron que “no existe registro documentario ingresado por el sistema de la Municipalidad” que pruebe que recibieron dinero de la Gerencia de Desarrollo Social, como se indica en el pedido de vacancia.

“No firmamos ninguna declaración jurada, ¡es falso! Hay funcionarios dentro de la Municipalidad interesados en que nos retiremos por nuestro trabajo de fiscalización”, argumentó Gutiérrez al negar que recibió 5000  soles para contratar en nombre de la Municipalidad.

La solicitante de la vacancia indicó que existe una declaración jurada de Yoner Gedión Ponce Herrera indicando que fue contratado por Marco Gutiérrez para brindar el servicio de seguridad con diez efectivos en la serenata por la toma de tierras, recibiendo a cambio 600 soles, pagados en dos partes de 300 soles cada uno.

Sin embargo, Ponce Herrera se presentó a la sesión indicando que nunca firmó un documento en contra de los regidores.

Por su parte, el regidor Chávez acusó directamente al alcalde Antonio Pulgar de “armar” el pedido de vacancia y aseguró que no cometieron ninguna infracción porque “nadie puede recibir dinero por otra persona sin una carta poder”, aludiendo a la acusación de que Baldeón recibió a su nombre otros 5000 soles de la Gerencia de Desarrollo Social.

“En esta institución se debía de entregar ese documento [carta poder] y registrar en el sistema si se desea cobrar, pero no hay”, argumentó.

Por su parte, el alcalde Pulgar imputó a los regidores haber usado el dinero de la municipalidad a pesar de estar prohibidos de realizar actos administrativos. “Los pobladores de Paucarbamba los vieron, usaron de forma indebida el dinero de la municipalidad”, acusó.

A la sesión también se presentaron ciudadanos que estaban a favor y en contra de la vacancia, pero un contingente policial se mantenía alerta ante cualquier incidente de violencia. Unos gritaban a favor de los regidores y otros en contra en varios pasajes de la sesión extraordinaria del Concejo de Amarilis. De ahí no pasaron.

El regidor Alan Rubín pidió disculpas a la población amarilense porque desde hace cuatro meses las sesiones del concejo se desarrollan entre acusaciones mutuas de regidores y el alcalde.

“Espero que con la decisión de hoy se cierre el ciclo de enfrentamientos y podamos trabajar mejor para solucionar los problemas de la población”, anotó.

«Espero que con la decisión de hoy se cierre el ciclo de enfrentamientos y podamos trabajar mejor para solucionar los problemas de la población»