Sin solución. Con once votos a favor y dos en contra, el Concejo Provincial de Huánuco aprobó derivar el caso de las elecciones del centro poblado de Colpa Baja al área de Centros Poblados para que resuelva si se realiza nuevas elecciones o se reconoce a Violeta Giles como alcaldesa de dicho lugar.

A pesar de la insistencia de los vecinos para que resuelvan de una vez la incertidumbre, los regidores optaron por enviar el expediente al área de Centros Poblados.

Semanas atrás, personal de dicha área informó que no puede evaluar el caso porque el plazo para pronunciarse venció en diciembre del año pasado con la entrega de las credenciales a los nuevos alcaldes.

A la sesión de anoche se presentaron el actual alcalde de Colpa Baja, Ranjolge Mena, quien con algunos vecinos exhortó a los regidores a tomar una decisión definitiva, puesto que “la población lleva meses esperando su autoridad”.

La docente Violeta Giles —ganadora de las elecciones de noviembre del año pasado que fueron anuladas por el anterior Concejo por supuestas irregularidades– también estuvo en la sesión solicitando que se reconozca su elección.

Tras varios minutos de debate, los regidores optaron inicialmente por suspender la decisión alegando que había ingresado un nuevo dictamen con fecha posterior a la convocatoria a sesión.

Sin embargo, tras la reconsideración del voto de la regidora Varinia Calvo se trató el tema optando en retrotraer el trámite hasta la etapa en la que el área de Centros Poblados evalúa el caso o lo deriva nuevamente al Concejo.

FIRMA FALSA

En medio de la discusión, el regidor Wilmer Alvarado pidió la reconsideración del acuerdo que rechazó su dictamen reconociendo las elecciones pasadas.

El pedido de reconsideración tenía las firmas de otros seis regidores, pero cuando se iba a debatir, el regidor Alberto Sánchez negó haberlo firmado.

“No es mi firma”, dijo en reiteradas oportunidades, entendiéndose que la habían falsificado.

Lo que llamó la atención de sus otros colegas, quienes imputaron y exhortaron al regidor Alvarado a ser “cauto”.

“Hoy es al colega Sánchez, mañana puede ser a cualquiera de nosotros. No se puede tomar una decisión por otro”, comentó el regidor Jherson Cruz.