Botellas de plástico conteniendo marihuana prensada fueron arrojadas al interior del penal por personas aún no identificadas que estarían traficando con droga en el establecimiento penitenciario de Potracancha.

Agentes del INPE hallaron las botellas durante una ronda por la denominada pista vehicular. Inicialmente uno de los efectivos observó una botella de agua mineral.

Se acercó a recogerlo y al observar su contenido se trataba de una sustancia verdosa que pudo determinar que se trataba de marihuana. Reportó el hallazgo a sus colegas que al rondar por todo el perímetro hallaron 5 botellas de similares características.

Una sexta botella quedó atrapada en la concertina, ubicada en lo alto del cerco perimétrico que da a la vía pública, a la altura de los torreones 10 y 11.

Informados del hallazgo, llegaron al penal efectivos y policías antidrogas que junto a funcionarios del INPE realizaron el recorrido por las áreas donde estaban las botellas. Una a una fueron recogidas mientras se levantaban las actas para luego, en una de las oficinas, cortar las botellas y extraer el alucinógeno, que fue confirmada con la prueba de campo.

Las botellas contenían en total 1 kilo 835 gramos de marihuana.