TINGO MARÍA – Emer Arangüez

Una mujer de 50 años fue asesinada de un disparo en el pecho por causas y circunstancias aún no esclarecidas. Su cadáver fue encontrado sobre una cama en la casa de su pareja sentimental quien se encuentra desaparecido. La Policía no descarta que sea el autor del crimen.

Efectivos del Departamento de Investigación Criminal de Tingo María encontraron el cadáver de Domitila Ponce Carbajal (51) en posición de cúbito ventral sobre una cama de madera en el interior de la vivienda de su pareja sentimental en el caserío Nueva Esperanza, altura del kilómetro 3.5 de la carretera Fernando Belaúnde Terry.

Con la fiscal de la Pimera Fiscalía Provincial Penal Corporativa, Martha Huamán Rojas, levantaron el cadáver que tenía el impacto de un proyectil en el pecho.

La necropsia practicada en la morgue de la División de Medicina Legal en Castillo Grande confirmó que Domitila Ponce fue victimada con una escopeta.

Según las primeras indagaciones policiales, la mujer que domiciliaba en el caserío Picuruyacu, distrito de Castillo Grande, estaba separada desde hace 7 años aproximadamente de  su cónyuge Vicente Abad Castro, y a la fecha tenía una relación sentimentales con el conocido como “Samuel” o “Shamuco”, cuyo paradero se desconoce.

Los Policías no descartan que se trate de un nuevo caso de feminicidio y buscan a “Samuel” o “Shamuco” para que ayude a esclarecer el hecho de sangre.

El caso de Domitila sería el segundo feminicidio en la provincia de Leoncio Prado. El 21 de enero la técnica en enfermería Mary Luz Baylón Nazario fue asesinada por un sicario contratado por su expareja el policía Alegría Padua Santiago.