Guadalupe Vela Ramírez

La mañana del lunes, la tierra de la Perricholi amaneció con varios árboles inescrupulosamente talados, dos de ellos con aproximadamente 80 años de antigüedad además de palmeras y otras especies, todas ellas aniquiladas ante la obra “Mejoramiento del espacio público de la Plaza de Armas de Tomayquichua”, realizada bajo la modalidad de contratación directa. Así pues, el día de ayer se llevaría a cabo una reunión promovida por varios vecinos organizados quienes solicitaban la explicación del alcalde Moisés Trujillo Herrera y la supervisora de obra Arq. Martha del Pilar Pablo Jorge ante dichas acciones sin ninguna vía de comunicación previa ni siquiera con los residentes del distrito.

Representantes de instituciones como la Defensoría del Pueblo, Juzgado de Paz y la sub prefectura distrital esperaron por horas la presencia de los mencionados. Sin embargo, nunca llegaron. Así pues, ante dicho panorama, el Fiscal especializado en materia ambiental, Abog. Cesar Gonzales procedió a la paralización de la obra.

Nuestra legislación peruana vigente, exige la elaboración y aprobación del IGA (Instrumento de gestión ambiental) ante cualquier proyecto de inversión público o privado, si dicho instrumento contempla la necesidad de talar árboles, se deberá recurrir a la Jerarquía de Minimización, dictada en la R.M 398-2014-MINAM (Lineamientos para la Compensación Ambiental).

En caso el mencionado proyecto en ejecución no cuente con un IGA aprobado se estaría incurriendo en el presunto delito tipificado en el artículo 312. Y de si contarse con el IGA y no haber tomado en cuenta la aplicación del principio de jerarquía de mitigación se cometería el delito de alteración al paisaje del artículo 313. Ambos delitos cuentan con una sanción máxima de 4 años de pena privativa de la libertad del Código penal.

Huánuco es la cuarta región con mayor pérdida de bosques a nivel nacional y éste es un ejemplo más de la poca conciencia ambiental que nos demuestran nuestras autoridades. Es inconcebible el aceptar pasivamente y no hacer NADA ante este tipo de irresponsabilidades, un árbol puede ser únicamente talado si se determina el alto riesgo de su estado físico y fitosanitario, caso contrario se estaría cometiendo una masacre al ambiente y pulmón ecológico de los ciudadanos y visitantes a tan bello distrito turístico. ¡Levántate huanuqueño!¡Lucha por nuestra tierra!

«Huánuco es la cuarta región con mayor pérdida de bosques a nivel nacional».