La actual administración de la Municipalidad de Huánuco impulsó la uniformización de los estands de las ferias de Fiestas Patrias y del aniversario de la ciudad de Huánuco, en medio de problemas que han devenido en el desprestigio de la propuesta y en argumento perfecto de los feriantes para rechazarla.

Sin embargo, aun con las deficiencias que se presentaron y con los problemas que se generaron con los comerciantes, la uniformización de los estands ha sido un paso importante en la mejora de la organización de la actividad tan venida a menos, hasta antes de esta administración municipal.

La Municipalidad de Huánuco no puede renunciar al avance logrado, ni permitir que se retroceda al remedo de puestos con costales y plásticos multicolores que más parecen una invasión que una feria por el aniversario de una cuatricentenaria ciudad.

El propósito de autoridades municipales y comerciantes debe ser el mismo: avanzar en la organización de la feria, para que ésta se convierta en un atractivo turístico, y no en una burda sucursal del mercado o mercadillo.

En este cometido, los feriantes organizados deberían presentar propuestas, más que aferrarse a los puestos de costales y plástico.

Aún se está a tiempo para hacer mejorar las cosas y tener una feria mejor organizada.