De milagro, los ocupantes de un automóvil salvaron de morir al despistarse y caer por una pendiente de cien metros de profundidad hasta muy cerca del río Huallaga y una roca.

El accidente de tránsito sucedió la mañana del lunes cuando transitaba por la carretera Central, cerca del puente Churubamba.

El automóvil de placa C3T 963, Daewoo, color blanco, según una versión, iba en dirección a Tingo María cuando tras salir de una curva habría perdido el control y se despistó cayendo al vacío.

Ocurrió en el mismo lugar donde hace un mes volcó un tráiler cargado de ladrillos, tras colisionar con otros dos vehículos.

Según una versión, cuatro personas se encontraban en el interior del auto cuando sucedió el accidente. Fueron auxiliados y trasladados al Hospital de Contingencia de La Esperanza..

Fuentes del hospital dieron a conocer que a las 11.37 de la mañana  ingresaron Rogelio Celis Bravo (41) y Paulo Talledo Berrospi (29), que solo presentaban contusiones, por lo que estuvieron unas horas y fueron dados de alta.

Policías de la Comisaría de Rancho iniciaron las diligencias que determinarán las causas del accidente.