El proceso judicial para desalojar a la Dirección Regional de Salud (Diresa) del inmueble de propiedad de la Beneficencia Pública en la cuadra 10 del jirón Dámaso Beraún continúa su trámite, aseguró el gerente de esta última institución, José Valdez, al descartar una contraorden del Ministerio de la Mujer para suspenderlo, a raíz del pedido que hizo una trabajadora a la ministra de ese portafolio, Gloria Montenegro, en su reciente visita a Huánuco.

Valdez recordó que por indicaciones del mismo Ministerio iniciaron el proceso judicial de desalojo que solo podría concluir si la Beneficencia y la Diresa llegan a un acuerdo, que necesariamente pasa porque acepte pagar el alquiler del inmueble.

“Estoy llano a escuchar la propuesta que pueden hacer”, dijo al recordar que están a la espera de la sentencia de primera instancia en el proceso contra la Diresa.

Recordando el caso de la Clínica Bolívar a la que ganó el proceso de desalojo, Valdez se mostró confiado en que la justicia le volverá a dar la razón.

ALCALDE DECIDE

En otro momento Valdez se refirió a la modificación del Directorio de la Beneficencia Pública aprobada por el gobierno, que reduce de 3 a dos los representantes de al Municipalidad e incrementa de uno  a dos el representante del Ministerio de la Mujer. Así, explicó que el alcalde de Huánuco deberá decidir a cual de sus tres representantes: Maudy Núñez Sifuentes (presidenta), Ronal Tucto Echevarría y Julián Ponce Coronel, removerá del directorio en cumplimiento de la disposición legal.