Como si no fuera suficiente la tragedia que vive a causa del infortunio, la burocracia del sector Salud le niega atención a través del Seguro Integral de Salud (SIS). Es el caso de Isaura Pajuelo quien sufrió una grave quemadura en su región pélvica a raíz de que le impactó un artefacto pirotécnico mientras observaba la quema de un castillo de fuegos artificiales a la medianoche del 28 de julio por el aniversario patrio.

El caso de Isaura debe obligar a las autoridades del sector Salud y de dicho seguro a revisar sus protocolos y procedimientos para que un trámite burocrático no se convierta en una traba para la atención del paciente que a la postre podría significar la sentencia a muerte.

En salud la atención oportuna puede hacer la diferencia entre la vida y la muerte. Y que un trámite bloquee la atención médica que requiere la persona, puede hacer que el paciente agrave su mal.

Se ha anunciado que hoy la Defensoría del Pueblo intervendrá para garantizar que Isaura reciba la atención médica que requiere a través del SIS.

Pero además, su intervención debe extenderse a la Municipalidad Provincial de Dos de Mayo para que asuma la responsabilidad que le corresponde al organizar una actividad sin establecer las medidas de seguridad que corresponden al uso de productos pirotécnicos. Las autoridades municipales deben asumir la responsabilidad que les corresponde.