TINGO MARÍA-Emer Arangüez 

Los cafetaleros renovaron ayer su junta directiva y tanto el saliente presidente, Gerardo Meléndez, como el entrante, Alberto Bonifacio, cuestionaron el trabajo de Devida afirmando que ha fracasado y reiterando su pedido de que se retire del Alto Huallaga y Monzón y en su cambio el Ministerio de Agricultura asuma su rol.

Ochenta agricultores aproximadamente de Monzón, Alto Huallaga y Alto Tulumayo eligieron a mano alzada a la directiva presidida por Bonifacio (del distrito de Chinchao) e integrada por Julio Ramírez Somoza (vicepresidente), Tobias Salvatierra Lastra (secretario), entre otros.

Meléndez que juramentó a Bonifacio, afrimó que Devida ha fracasado con sus cultivos alternativos y que se ha negado a apoyar el proyecto de cultivo de kión (jengibre) que propuso.

Bonifacio afirmó que hace una semana los agricultores han expulsado de Chinchao a Devida a la que acusó de ser la “mamadera” de las municipalidades, mas no del desarrollo de la agrícola.

“En el Alto Huallaga no tenemos resultados favorables de Devida, por ello hay que botarlos. ¡Devida no va!”, manifestó el flamante presidente de los cafetaleros que además dijo que buscará la cooperación europea para que llegue al Minagri y lo distribuya entre los campesinos.