Para contribuir a una participación ciudadana, para que la misma comunidad asuma acciones para enfrentar y mitigar la contaminación al agua y a la tierra que ocasiona el cultivo de la coca en el interior del país, la Comisión Nacional para el Desarrollo y Vida sin Drogas (DEVIDA), logró capacitar a 62,035 escolares de diversas zonas de la amazonia peruana en el 2017.

Así lo informó el representante de la Dirección de Asuntos Técnicos de DEVIDA, José Isla, tras enfatizar que el uso de agroquímicos- como fertilizantes, insecticidas, herbicidas y fungicidas – para el cultivo de coca ocasiona la contaminación del agua, suelo y la biodiversidad, produciendo un gran daño a la tierra y al ser humano.

Durante estos talleres, los pequeños y adolescentes de primaria y secundaria procedentes de diversos centros educativos públicos, aprendieron técnicas de reforestación, de tratamiento de residuos sólidos y líquidos, técnicas de descomposición. Además se los capacita para aprovechar de manera sostenible los recursos naturales realizando planes de econegocios.

“Los escolares beneficiados son de cuatro regiones: San Martín (40 mil alumnos), Huánuco (10 mil 851), Ayacucho (8 mil) y Loreto (3 mil 184), durante el 2017. Ellos ahora son agentes activos para la preservación del medio ambiente e inclusive han propiciado acciones de reforestación de plantas nativas en sus zonas”, destacó.

Agregó que al  término de su formación secundaria los mejores proyectos de estos escolares son financiados por DEVIDA, para que la comunidad aprecie la rentabilidad de los negocios con productos nativos del lugar, como la cocona, camu-camu, entre otros. Estas acciones continúan implementándose a lo largo del presente año, informó.

El experto agregó que estas acciones educativas preventivas y mitigadoras para proteger los recursos naturales, tan importantes para el futuro económico de estas comunidades, se realizan desde el 2012 donde se alcanzó a capacitar a 136,583 escolares, el 2013 a 131,050, el 2014 a 129,978, el 2015 a 151,434 y el 2016 a 146,721. En dichos años se intervinieron en siete regiones: San Martín, Ayacucho, Huánuco, Junín, Pasco, Ucayali y Loreto.

El experto recordó que DEVIDA ha advertido el alto nivel de plomo y cadmio en cuencas de las zonas cocaleras y de otras sustancias tóxicas como la acetona, el éter etílico, cloruro de amonio, ácido sulfúrico, entre otros.