El Congreso de la República aprobó ayer la ley que sanciona hasta con 6 años de cárcel el incremento de precios por especulación de bienes o servicios de primera necesidad en casos de desastres.

Los 104 congresistas que asistieron a la sesión votaron a favor de la ley y la exoneraron de la segunda votación, con lo cual será remitida al Ejecutivo para su promulgación u observación.

El congresista Juan Carlos Gonzáles, presidente de la Comisión de Defensa del Consumidor, explicó que dicha ley modifica el Código Penal para considerar la especulación, acaparamiento y adulteración de productos como delitos penales.

La sanción que plantea la referida ley es de tres a seis años de pena privativa de la libertad.

La iniciativa legislativa surgió debido a que semanas atrás, mientras la naturaleza golpeaba a pueblos urbanos y rurales de Lima y el Norte del país y bloqueaba carreteras, en los mercados los precios de los productos empezaron a elevarse y algunos, como el pollo, el limón, empezaron a escasear. Desde el Ministerio de Agricultura se afirmaba que era una maniobra especulativa para subir los precios.

Así las cosas, la norma parece atender una situación hasta ahora no prevista pero que lamentablemente se ha dado no solo en esta ocasión, sino en otras también.