Con una ceremonia que contó con la presencia de la ministra del Medio Ambiente Fabiola Muñoz, se realizó la ceremonia de presentación oficial del Área de Conservación Regional (ACR) Bosque Montano de Carpish con una extensión de  50 559.21 hectáreas que abarca territorio de los distritos de Chinchao, Mariano Dámaso Beraún, Monzón, y Marías.

El proceso para el establecimiento de la ACR ha llevado varios años y es —sin duda— resultado de la conjunción de esfuerzos orientados hacia un mismo propósito. Ha sido importante el trabajo de la ONG Naturaleza y Cultura.

Ahora bien, conseguido el reconocimiento del Bosque Montano de Carpish como ACR, corresponde quizá el trabajo más difícil y más dedicado: preservar sus especies, frenar la tala del bosque, la depredación de su flora y fauna, y convertirlo en un referente de turismo ecológico.

Hay mucho que trabajar en Carpish. Le corresponde a la Gerencia de Recursos Naturales del Gobierno Regional liderar todo ese proceso que obedezca en una política pública y que tenga continuidad en la sucesión de autoridades del Gobierno Regional.

De nada sirve una resolución, si es que no se implementan las acciones y medidas para su cumplimiento.

De nada sirve tener una ACR si la dejamos en el olvido a merced de depredadores. Hay mucho que trabajar.