Estimados y estimadas electores:

Estamos a escasos tres días de las elecciones Regionales y Municipales, y seguramente al igual que yo no tienes aún definido por quién votar, eso es normal por la desconfianza que tenemos como electores, después de presenciar en los últimos meses la corrupción al más alto nivel en nuestro país. A parte de ello, vemos que existen muchos candidatos, lo que conlleva a los electores a confundirse y perderse. Entonces dirán ¿Cómo podemos separar entre uno y el otro? ¿Cómo podemos elegir a quién nos gobernará en los próximos cuatro años? Realmente no es tan fácil elegir de entre muchos candidatos.

No te dejes llevar por las promesas o los regalos, recuerda el dicho dice: “El que paga para llegar, llega para robar”. Es cierto que es un poco difícil analizar a quien elegir, pero si revisamos su experiencia como persona, como profesional, su gestión, su entorno podemos sacar nuestra conclusión.

Otro factor es analizar quién hace la campaña millonaria, de hecho que tiene atrás personas que están financiando, que cuando llega a ser autoridad de hecho primero se preocupará en devolver favores y como consecuencia no podrá gestionar libremente, porque estará presionado y obligado a cumplir con sus financiadores.

También debes observar si el candidato es la persona que está presente en asuntos de la población, en las reuniones, en las luchas, en los reclamos, etc, o sólo se suman para las elecciones? ¿Dará confianza alguien que sólo aparezca para las elecciones?, definitivamente que no.

Para ser elegido, el candidato debe tener preparación en gestión pública o que tenga experiencia, todo ello combinado a la personalidad ayudará mucho para que su gestión sea exitoso.

No existe recetas para elegir a un buen candidato, pero sí algunas consideraciones que se pueden tener en cuenta antes se emitir su voto.

  • Averiguar quiénes son sus aliados políticos.
  • Conocer su trayectoria profesional.
  • Su formación académica
  • Su experiencia en la gestión pública es muy importante
  • Sus negocios personales y familiares
  • Quienes son sus financiadores.
  • Sus rasgos personales que demuestren la lealtad, transparencia y sensibilidad social.
  • Su integridad.

Revisar sus propuestas de gobierno y que esté alineado a los planes del distrito, región y país.

El desarrollo de tu comunidad, barrio, localidad, distrito, provincia o región, depende de ti, cada uno somos responsables de que nuestra decisión influirá en la elección de nuestras autoridades por el periodo de 4 años.

Como parte de nuestra responsabilidad como ciudadanos, debemos estar conscientes que la capacidad de gestión de los candidatos es muy importante, porque es un indicador clave para la calidad de gestión pública.

Ahora, sobre todo después de ver la corrupción en todas las esferas del gobierno, tomemos un momento para reflexionar, analizar y tomar decisiones realistas sobre quién quieren que nos gobierne.

Por último, se dice que quienes hacen su campaña sólo con dádivas, volantes, gigantografías, caravanas, publicidad, etc, tratando de aparentar ser buenas personas, nunca serán capaces de resolver los problemas de su gestión, ni de las necesidades particulares de los ciudadanos.

En conclusión: Querido elector, no deberías desperdiciar tu voto en candidatos que no pueden demostrar ninguna capacidad de gestión pública. No basta con elegir una persona buena, si no que además conozca la gestión pública y que gestione, lo cual es clave para lograr el éxito.