Juan Carlos Espinoza Vilar
Señor Presidente Constitucional de la República, Ing. Martín Vizcarra Cornejo, en dos oportunidades he tratado de hacerle llegar mis reclamos  a través de la Oficina de Trámite Documentario del Despacho Presidencial sin éxito, porque lo derivan al Ministerio de Salud donde las oficinas involucradas emiten ampulosos informe tratando de justificar intervenciones que en nada contribuyen a mejorar la calidad del gasto y la eficiencia del sector, motivo por el que acudo a este medio para reiterarlos, planteando lo siguiente:

Primero.- Mediante Resolución Ministerial Nº457-2005-MINSA se asigna al personal de salud la tarea de facilitar el desarrollo, entendido el desarrollo como la mejora permanente de las condiciones de vida de la población expresada en su salud física, mental y social. En este sentido la tarea es trascendente y de enorme responsabilidad para el sector, pero la Dirección de Promoción de la Salud que toma el encargo se limita a trasladar la responsabilidad a los alcaldes, quienes en muchos casos no entienden el significado de la tarea, permitiendo que los problemas subsistan y hasta se agraven, si consideramos el incremento de violaciones, feminicidios, etc.

En la región Huánuco, el año 2005, las instituciones públicas y privadas vinculadas al sector formulamos 5 módulos autoinstructivos, orientados a dotar al personal de salud de las competencias necesarias para que pueda afrontar exitosamente el enorme reto que significa facilitar el proceso de desarrollo, empezando por los pueblos tradicionalmente postergados, porque advertimos esa debilidad. Por los canales correspondientes solicitamos la implementación de los indicados módulos, pero en el Ministerio de Salud, pese a reconocer que fuimos pioneros en definir las competencias para el personal de salud, recomienda a la DIRESA HUANUCO “continuar con esa línea de trabajo”, a sabiendas de las limitaciones de la indicada entidad (Informe Nº052-3-2017-DGT-DGGDRH/MINSA del 2/2/2017), por lo que respetuosamente solicito se sirva disponer su implementación a nivel nacional.

Segundo.- De igual manera solicito se sirva disponer la desactivación del Sistema Integral de Salud (SIS), porque para que la población acceda a los servicios de salud, como es la voluntad de su Gobierno, en concordancia a lo establecido por la Constitución Política, no es necesario que el Estado pague al Estado por los servicios que está obligado a brindar. Con los recursos destinados al funcionamiento del SIS se debe fortalecer los establecimientos de salud del MINSA para que brinde los servicios que la población demanda, bajo la supervisión de SUSALUD y la Contraloría General, en lo que fuera pertinente.

Para el funcionamiento del SIS el Estado tiene que crear plazas administrativas que le generan ineficiencia al sector como ha revelado una investigación de la Asociación Contribuyentes por Respeto en la que se establece que el Perú cuenta con 3 administrativos por médico, mientras en otros países como Paraguay, Costa Rica, etc, la relación es al revés, pues existe un administrativo para varios médicos.

Finalmente, conocido es que el SIS alienta la tercerización del servicio y como consecuencia la corrupción, como quedó evidenciado en el escándalo que protagonizó un exasesor presidencial que fue de público conocimiento.

Señor Presidente, con seguridad, estas medidas administrativas constituirían el mejor regalo del año para la población.

« El SIS alienta la tercerización del servicio y como consecuencia la corrupción»