Juan Carlos Espinoza Vilar
El señor Gobernador Regional de Huánuco dando respuesta a los exgobernadores que públicamente le hicieran algunas recomendaciones relacionadas a su gestión ha dicho, entre otras cosas, que cuando hizo entrega el desactivado Consejo Transitorio de Administración Regional (CTAR) que presidía, al Gobierno Regional en el año 2002, entregó el Plan de Desarrollo y 60 millones de presupuesto para obras, entre las que se encontraba la Central Hidroeléctrica de Chaglla.

En nota de la semana pasada le pedí al señor Gobernador, que siendo docente de profesión lidere la implementación del Plan de Desarrollo que dejó el año 2002, porque ese plan estaba orientado a solucionar los graves problemas sociales que habían identificado los actores que participaron en su formulación, de tal suerte que no es un documento para guardarlo, sino para usarlo como instrumento de gestión. Esto porque transcurrido más de 17 años de su formulación, aún se presenta información sobre disminución de la anemia y desnutrición crónica, lejos de mostrar niños y niñas saludables como es el objetivo de la descentralización, ante el fracaso del Minsa de lograrlo desde Lima; pero de manera irresponsable se impulsa la construcción de la “vía de 4 carriles”, por ejemplo.

Con relación a  la construcción de la Central Hidroeléctrica de Chaglla, cuyos estudios habían sido elaborados por Electroperú S. A. en el entendido de que la producción y comercialización de la energía nos proporcionaría ingresos económicos por medio del canon hidroenergético para financiar los programas y obras públicas que necesitaba la región para alcanzar su desarrollo, lamentablemente ha sido concesionada por un valor tan elevado, situación que por muchos años nos va a privar de los indicados  ingresos.

Sin embargo, como compensación, el Gobernador Regional debe demandar la construcción de la CH Chaglla II, prevista en el proyecto original, utilizando los siguientes argumentos:

  • Aprovechar las aguas turbinadas de la primera central, lo que reduciría significativamente la inversión.
  • La energía estaría orientada al mercado de la región, conforme a la política de comercialización establecida, mediante contrato con Electrocentro S. A., con lo que se garantiza el retorno de la inversión.
  • La construcción y operación puede estar a cargo de Electrocentro S. A., como lo hace Electroperú S. A. con el complejo Mantaro, cuidando que no se grave con sobrecostos para garantiza la rentabilidad.
  • Se puede utilizar el modelo de negocio del Complejo Energético del Mantaro para obra pública o promocionarlo para que el sector privado intervenga, pero en condiciones ventajosas para nuestros intereses.

Señor Gobernador Regional, Ud. que conoce el Plan de Desarrollo de la Región utilice esa herramienta para solucionar los enormes problemas de nuestra región y no pretenda engañarnos con actividades populistas, que solo lastiman la imagen de una autoridad regional.

«El Gobernador Regional debe demandar la construcción de la CH Chaglla II, prevista en el proyecto original»