Cuando intentaba huir cruzando el río Huallaga tras ser sorprendido abusando sexualmente de una mujer, fue detenido la mañana de ayer Julio César Espinoza Caldas (30), conductor del trimóvil color rojo, con número de RUV 03049.

Fueron efectivos de la Comisaría de Huánuco los que alertados por un taxista, llegaron a espaldas del estadio Heraclio Tapia, debajo del cerro Visagaga, donde aparentemente una pareja tenía relaciones sexuales en el vehículo.

Al ubicar el trimóvil, uno de los policías se acerca y sorprende al conductor sobre la mujer que estaba en  el asiento posterior, por lo que le increpa por estar en la vía pública.

Julio Espinoza habría dicho de inmediato que era su pareja, pero la mujer de 37 años que parecía despertar se puso a llorar y dijo que no lo conocía y que la estaba violando.

El sujeto aprovecha esta situación para correr en dirección al río Huallaga. Los policías inician la persecusión y al verse perdido, Espinoza Caldas se arroja al río Huallaga, pero policías de la Unidad de Radiopatrulla se suman a la intervención.

Tras varios minutos, el sujeto fue sacado del río sin polo y con el pantalón y zapatillas mojadas y conducido a la Comisaría de Cayhuayna donde está detenido.

La víctima fue llevada al médico legista para que la evalue y determine si se consumó o no la violación, además de pasar cámara Gesell.

De igual forma, las autoridades dispusieron que el detenido sea sometido a una serie de exámenes. Según fuentes policiales, la mujer manifestó haber subido al trimóvil al salir de la discoteca Ipanema, en La Laguna con dirección al jirón Mayro.