Una estudiante universitaria fue golpeada por tres delincuentes, uno de ellos sería el conductor del trimóvil que debía llevarla hasta su casa, en el asentamiento humano Aparicio Pomares. Dicho sujeto fue detenido horas después del atraco.

La agraviada Mariel Ortega narró a las autoridades que el violento asalto se perpetró cuando llegaba a su casa en un trimóvil que abordó en el frontis de la discoteca Ipanema (La Laguna) a donde acudió para encontrarse con su hermana quien le pidió -por seguridad- llevarse sus pertenencias.

Sindicó al chofer de la mototaxi haber planeado el atraco, pues dijo que no quiso llevarla hasta la puerta de su casa y que condujo lento cuando estaban por llegar, lo que fue aprovechado por otro trimóvil para cerrarle el pase y del que bajaron otros dos delincuentes.

La joven dijo haber bajado del trimóvil y apenas empezó a caminar, el taxista que fue identificado como Rolando Salvador Solórzano (20) la cogoteó, mientras sus cómplices la despojaban de sus pertenencias.

Cuando se resistió al robo,  Rolando la sujetó del cuello con fuerza venciendo sus resistencia, pero logró ver que otro de los maleantes se dirigió iracundo a su trimóvil y sacó un cuchillo para amenazarla, lo que la impactó y se desmayó.

Se conoció que los delincuentes se llevaron el celular, billetera y otras pertenencias de la hermana de Mariel, mientras que de ella su mochila y celular que tenía en la cintura

Al reaccionar, la joven caminó a su casa y contó a sus familiares lo sucedido, quienes indignados salieron a buscar a los maleantes.

Decidieron volver al lugar donde tomó el taxi y fue cuando vio el trimóvil azul que la llevó y al ver al conductor lo reconoció. Eran las 4 de la madrugada aproximadamente.

Policías de la Comisaría de Cayhuayna que estaban cerca del lugar acudieron al llamado de la agraviada y trasladaron al sospechoso a la División de Investigación Criminal donde es investigado.