En lo que va del año se han registrado cinco feminicidio en diez de las once provincias del departamento de Huánuco, a excepción de Puerto Inca, según informó la presidenta de la Junta de Fiscales Superiores de Huánuco, Ana María Chávez.

Además, hasta el momento el Ministerio Público en Huánuco ha recibido más de 2 900 denuncias por agresión a las mujeres; es decir, diariamente ingresa a la Fiscalía de 8 a 10 casos nuevos de agresión a la mujer.

“El 38 % de estos casos ya fueron resueltos”, indicó la autoridad fiscal al señalar que también se trabaja con grupos de agresores y víctimas para no repetir los hechos de violencia.

Estas cifras se dieron a conocer durante la reunión de emergencia del Observatorio regional de lucha contra la violencia hacia la mujer realizada ayer en la sede del Gobierno Regional tras el asesinato de la técnica en enfermería Damaris Rojas a manos de su expareja Trini Bautista Rosas.

Tras la reunión de aproximadamente una hora, se acordó que la Policía y el Ministerio Público serán considerados en el proyecto “Botón de Emergencia” que implementará el Gobierno Regional a través de su programa Creciendo Juntos.

A través del “Botón de Emergencia” las mujeres que estén en peligro de ser agredidas por su pareja, expareja o cualquier otra persona lo reporte a través de una llamada.

“En unos días estaremos lanzando la licitación para la formulación el proyecto”, informó Luz Rodríguez, gerente de Desarrollo Social del Gobierno Regional, al comprometerse a integrar a la Policía y Fiscalía en dicho proyecto.

El jefe de la Macrorregión Policial Huánuco-Pasco, general de la PNP, Víctor Patiño Zevallos, se mostró en desacuerdo porque –dijo– desde hace dos años la Policía implementó este sistema que no ha sido usado adecuadamente por la población.

En cambio propuso la implementación de las comisarías con camionetas, radios, motocicletas. “Somos nosotros quienes acudimos ante una emergencia y nos hace falta equipos”, expresó.

“Le hemos pedido al gobernador que el número del 105 esté en operatividad para recibir las llamadas de la población, eso es la prioridad ahora”, dijo al señalar que además falta la correcta articulación con la Fiscalía y el Centro de Emergencia Mujer.

A esta propuesta se sumó la fiscal Ana María Chávez que ofreció brindar espacios para que personal del Gobierno Regional, Policía y otras áreas involucradas tengan un espacio en la Fiscalía para tener comunicación directa y trabajar articuladamente. “Lo mismo se podría aplicar en la Policía”, anotó.

Dichos planteamientos fueron tomados como sugerencias en la reunión que no llegó a acuerdos concretos.