Germán Vargas Farías

Pedí a mi sobrino, un joven periodista a quien le encargaron cubrir la marcha organizada por el co­lectivo “Con mis hijos no te metas”, que compartiese conmigo algunas de las imágenes más sugerentes que hubiere registrado durante el desempeño de su comisión. Quería mostrárselas a algunos amigos y colegas que siguen con atención lo que viene ocu­rriendo. Pero lo pensé mejor. Aunque para muchos una imagen vale más que mil palabras, una palabra, la palabra, puede comunicar muchísimo más.

Sin circunscribirnos al evento del mismo sába­do, veamos si es así.

  1. Pronunciamientos. No es posible hacer aquí una lista exhaustiva de las declaraciones que diver­sas instituciones emitieron respecto al nuevo currí­culo escolar, y menos un resumen de sus conteni­dos. Pero ha habido de todo. De entidades religiosas y profesionales, de autoridades nacionales, regio­nales y locales, de miles de personas a través de las redes sociales, y hasta de un partido político que se apellida cristiano y demuestra que puede uno lla­marse así y al mismo tiempo aborrecer a sus her­manos. No diré su nombre completo pero empieza con p y termina con c.
  2. Argumentos. Pueden ser contrapuestos pero todos dicen sustentarse en principios y derechos. Se cita la Declaración Universal de los Derechos Humanos, la Convención de los Derechos del Niño, la Constitución Política del Estado y, obviamente, la Biblia. Se menciona a expertos e instituciones especializadas, en muchos casos antojadizamente. Es interesante como se interpretan y exponen tesis y textos, y como se refuta la opinión discordante. El presidente del Concilio Nacional Evangélico del Pe­rú, obispo metodista Samuel Aguilar Curi, declara en la revista Caretas que “la ideología de género es un invento que busca confundir a las masas que no están informadas debidamente”, y algunos de sus hermanos evangélicos le dicen “judas”, “traidor” y “pervertido”.
  1. Objetivos de la marcha y campaña: “Nosotros no queremos la destitución de la ministra, tampoco la vacancia presidencial, no importa si es Carlos Bruce o Alberto de Belaunde quien lidere el ministerio, noso­tros solo queremos que el Currículo Nacional Escolar no incluya términos de la ideología de género”, Chris­tian Rosas, vocero de la campaña Con mis Hijos No te Metas; “No solo vamos contra la ideología de género, sino que el objetivo es la renuncia y la censu­ra de la ministra. Nunca permitiremos que los con­gresistas Bruce y De Belaunde, ambos con parejas homosexuales, sean ministros de Educación”, Pastor José Linares, frustrado revocador; “Pueblo peruano, ponte de pie, salgan a las calles y demuestren que esta cochinada llamada ideología de género no es parte de nuestro amado Perú. Saquen a esta gente podrida que quiere destruir la niñez y el futuro del Perú”, Rodolfo Gonzáles, líder del Movimiento Misionero Mundial. Aunque no parezca, un solo cuerpo y un solo espí­ritu. No sé cuál.
  2. Pedidos y respuesta.- “Padre, comienza a ma­nifestar tu poder. En el nombre de Jesús te pedimos, creyentes de todo el mundo. Dígale al Padre que in­tervenga en el Perú, encárgate de esta gente podrida y corrompida. Sea quien sea, dale el palo Padre, en el nombre de Jesús”, Rodolfo Gonzáles, Movimiento Misionero Mundial; “Yo quería pedirle, señor minis­tro, humildemente, que transmita al señor presidente de la República y a la señora ministra (Marilú Mar­tens) que esta confusión que se ha creado se puede ter­minar con dos renglones, bastaría que el Ministerio de Educación complete el currículo con una disposición final: queda prohibido en todos los colegios del Perú in­troducir ideología de género. No cuesta nada hacerlo”, Javier del Río Alba, arzobispo de Arequipa; “Lo que veo humildemente y con todo respeto, es un Cristo que carga una cruz y me pregunto quién le puso esa cruz. Se la pusimos nosotros (…) juzgándolo y llevándolo al calvario. Somos nosotros los que lo juzgamos y los que le hacemos cargar una cruz y él con su amor en el que yo no encuentro fronteras, en el que yo no encuentro límites, un amor para todos, se sacrifica por nuestros pecados. Tengo la impresión que como sociedad le es­tamos poniendo la cruz a personas que consideramos que no entran en los moldes de nuestra manera de ver las cosas. Vale la pena que reflexionemos y pensemos si tal vez no somos injustos, si juzgamos a personas tan peruanas como nosotros, seguramente tan católi­cas como nosotros, a las que hoy le ponemos esa cruz. No voy a entrar en un debate, solo comparto esa in­quietud”, Salvador del Solar, Ministro de Cultura. A ver adivine, ¿cuál de los tres es el pastor?
  3. Su opinión importa. “A la ministra Marilú Martens la tienen que botar, por mentirosa y por falsa”, Phillip Butters; “Radio Capital ha decidido la desvinculación contractual con el Sr. Phillip Bu­tters”, Grupo RPP. Parece que no entendieron su mensaje.