Cincuenta y cuatro nuevos soldados del Batallón de Fuerzas Especiales Guillermo Paz Bustamante 201 de Huánuco, recibieron el último viernes sus armas de fuego.

Los jóvenes que cumplen su Servicio Militar Voluntario fueron evaluados durante casi tres meses antes de recibir su fusil.

Los reclutas servirán en el Ejército por dos años y tienen beneficios para estudiar una carrera técnica mientras son parte del Batallón de Fuerzas Especiales.

“Tenemos un convenio con el Senati para que reciban formación técnica y una vez fuera pueden acceder a una beca del Programa de Becas (Pronabec)”, anotó el teniente coronel de infantería EP Leder Chávez Guevara.