De manera definitiva, la Gerencia de Desarrollo Económico de la Municipalidad Pde Huánuco clausuró de el Bar Prostíbulo Villa Cariño, ubicado en la cuadra 22 del jirón Huallayco en el pueblo joven Las Moras, que por décadas funcionó en dicho lugar.

Tras un largo proceso administrativo, la tarde de ayer se dio cumplimiento a la Resolución de Alcaldía 476-2017 que dispone el cierre de dicho lenocinio y se sanciona con multa al propietario por no tener el certificado de Defensa Civil.

La tarde de ayer llegaron al inmueble signado con el número 2289 del jr. Huallayco, funcionarios de la Municipalidad de Huánuco con efectivos de la Policía Municipal resguardados por personal del Serenazgo y policías desalojaron a las mujeres que a esa hora atendían a los parroquiano.

Una vez que meretrices y clientes desalojaron el inmueble, personal de la Municipalidad procedió al tapiado de las puertas de acceso con ladrillos y mezcla de cemento y colocaron los afiches  con el rótulo de clausurado.

Las autoridades levantaron un acta de clausura, el mismo que firmó la representante del conocido lenocinio, Rosario Amparo Chiong, quien —según precisaron fuentes de la Municipalidad— estaba debidamente notificada de la resolución de alcaldía que disponía la clausura del local y la imposición de la multa.

El gerente de Desarrollo Económico de la Municipalidad de Huánuco, Orlando Sotomayor Zevallos, manifestó que la decisión de clausurar el prostíbulo se ha tomado atendiendo también el clamor de los vecinos quienes —dijo— han denunciado ruidos por el alto volumen de los equipos de sonido, además de actos que riñen con la moral, peleas y agresiones de parroquianos a transeúntes.

Además, el funcionario recordó que los prostíbulos no pueden funcionar dentro de la zona urbana de la ciudad de Huánuco.

Con el cierre de Villa Cariño se pone fin a los burdeles de la cuadra 22 de Huallayco. Primero cerró la Máquina del Sabor, luego fue el Lupanar que empezó a operar en el local de la Máquina del Sabor y ayer Villa Cariño.