Los hermanos Jhon Edgar y Andrés Camilo Rojas Vivas han sido encontrados responsables de haber hurtado equipos médicos de la clínica San Gabriel Arcangel, en octubre del año 2017, por lo que fueron acusados ante el Juzgado de Investigación Preparatoria de Huánuco.

La primera Fiscalía Penal a cargo del fiscal César Palli Calla ha logrado identificar plenamente a los ciudadanos colombianos que habrían ingresado al país con la finalidad de robar equipos médicos en diferentes ciudades.

A sólo dos días de haber llegado al país, el 26 de octubre del 2017, los hermanos y un tercer sujeto aún no identificado, ingresaron a la clínica San Gabriel ubicada en la cuadra 17 del jirón Dos de Mayo.

Sin que el personal notara sus intenciones, dos de los malhechores ingresaron fingiendo ser clientes. Inicialmente se dirigieron hasta el consultorio de ecografía y tras asegurarse que el camino estaba libre y el consultorio desocupado, solo minutos después procedieron a ejecutar el plan.

Las cámaras de vídeo captaron el movimiento de los maleantes y es donde se logra ver que el tercer sujeto llevaba una mochila en la que habrían sacado 4 transductores de ecógrafo marca Mindray, valorizados en 8 mil dólares.

Solo cuando los delincuentes se retiraron, una trabajadora se percata del robo. Aunque, uno de los sujetos movió el lente de una de las cámaras, los otros captaron su accionar.

Tras lograr su objetivo, los procesados se fueron a otras ciudades con la misma intención, pero a menos de un mes fueron capturados por la policía de Piura, tras el robo de un ecógrafo digital.

El fiscal César Palli ha pedido se imponga a los hermanos una pena de 5 años y 4 meses de cárcel.