La Comisión Organizadora de la Universidad Nacional Daniel Alomía Robles se está quedando con dos integrantes, ante la renuncia de Jonathan García Arias a la Vicepresidencia Académica, quien todavía dejará el cargo cuando se publique en “El Peruano” la resolución del Ministerio de Educación aceptando su renuncia, lo que podría ocurrir en las próximas horas o días.

“Estoy renunciando por voluntad propia, por salud mental”, dijo García Arias quien se encuentra enfrentado a los otros dos miembros de la Comisión Organizadora de la Undar: Daniel Morgade (presidente) y Ricardo Villanueva Imafuku (vicepresidente de investigación).

Los tres fueron designados el 31 de diciembre del 2018 por el Minedu para organizar la Undar, pero las diferencias de García con Morgade y Villanueva han sido públicas y notorias en las últimas semanas.

García se ha mostrado a favor de los reclamos de los docentes y estudiantes contra Morgade y Villanueva y estos lo han responsabilizado de “desinformar” a los estudiantes para sus protestas.

En medio de la crisis que atraviesa la Undar por las protestas estudiantiles y los conflictos al interior de la Comisión Organizadora, la semana que pasó se realizó una reunión de los tres con funcionarios del Ministerio de Educación (Minedu) en Lima.

Aunque en su última visita a Huánuco la titular del Minedu, Flor Pablo, anunció que enviaría una comisión a la referida universidad para evaluar su situación, la reunión se realizó en Lima y ahí se habría decidido la salida de Jhonatan García de la Comisión Organizadora.

García afirmó ayer que su renuncia se debe al rompimiento de relaciones con los otros dos miembros de la comisión y afirmó que en su área “han puesto a nuevo personal sin consultarme”.

DENUNCIA Y PROTESTA

“La ministra [Flor Pablo] no cumplió con su palabra, jamás llegó la comisión a evaluar la situación de la universidad”, se quejó el docente de la Undar, Arturo Caldas, quien además rechazó el último acuerdo de la Comisión Organizadora aprobado por dos votos (Morgade y Villanueva) de derivar a la Oficina de Bolsa de Trabajo las horas de práctica que tenían los docentes .

“Están vulnerando nuestros derechos reduciéndonos horas, nos hostigan constantemente, no nos permiten reunirnos con los estudiantes”, denunció.

La mañana de ayer, un grupo de estudiantes y docentes se reunieron en el auditorio de la Undar para decidir qué medidas tomarán ante la reducción de horas de los docentes.

Empero las autoridades llamaron a la Policía y Fiscalía acusando una toma de local, pues no tenían autorización para usar el auditorio.

La fiscal de prevención del delito Rocío Castro, levantó un acta consignando que “no hay toma de local”, sino una reunión de alumnos y docentes. Luego llegó el fiscal adjunto Abimael Calero Victorio de la Tercera Fiscalía Provincial Penal Corporativa quien levantó otra acta e instó a alumnos y docentes a desocupar el auditorio, lo que hicieron cerca de las 3 de la tarde.

Y ante las voces de radicalizar la protesta estudiantil, las autoridades universitarias decidieron suspender las clases hasta el lunes en la Undar.

Sin embargo, los estudiantes acordaron continuar hoy con normalidad sus clases.

Estudiantes y docentes reiteraron su pedido de cambiar por segunda vez a los integrantes de la Comisión Organizadora por los conflictos que en este caso se arrastran desde junio.

Renunciante Jonathan García

Docente Arturo Caldas.

Ricardo Villanueva, Daniel Morgade y los fiscales Rocío Castro y Abimael Calero en el interior de la Undar.