El Comité de Damas de la Corte Superior de Justicia de Huánuco realizó una actividad en la Casa San José de Llicua para arrancar un momento de alegría a los enfermos mentales ahí alojados. “Siempre debemos compartir con los que sufren, darles un trato humano”, dijo la presidenta de dicho Comité, Danny Fretel de González.

Los integrantes de la aldea recibieron donaciones de la familia judicial de Huánuco, como útiles de aseo, productos comestibles entre otros.

Danny Fretel estuvo acompañada por su esposo y presidente de la Corte Superior de Justicia de Huánuco, César González Aguirre, quién afirmó que los integrantes de la Casa San José tienen derecho a un tratamiento y rehabilitación, a recibir apoyo emocional. “Todos debemos estar implicados en el apoyo de la loable labor que realiza el Padre Oswaldo” Rodríguez sostuvo el magistrado presidente que también fue recibido por el polifacético sacerdote.