El Colegiado A de la Sala Penal Nacional condenó a cadena perpetua a la cúpula de la organización maoísta Sendero Luminoso por el atentado en la calle Tarata, Miraflores, peretrado en julio del 1992 y en el que murieron 25 personas y otras 155 resultaron heridas.

Los magistrados encontraron culpable del delito de terrorismo agravado a Abimael Guzman Reynoso, de 84 años, su esposa y número dos de Sendero, Elena Iparraguirre; a María Pantoja; Laura Zambrano; Florindo Eleuterio Flores Hala; Florentino Cerrón Cardoso; Edmundo Cox; Osmán Morote; Margot Liendo y Oscar Ramírez Durand.

Ellos, además, deberán pagar de manera solidaria 400 millones de soles de reparación civil a favor del Estado y las víctimas del atentado.

Esta es la segunda condena a cadena perpetua que recibe Abimael Guzmán, quien fundó Sendero Luminoso en los años 70 y le declaró la guerra al Estado peruano en 1980.

El juicio oral contra los once senderistas empezó el 14 de febrero del año pasado y concluyó este martes en la Base Naval del Callao, donde está recluido Guzmán y Florindo Hala, alías “Artemio”, el último cabecilla terrorista en ser capturado en el Alto Huallaga y que también ya cumple una condena de cadena perpetua.

Los terroristas Osmán Morote y Margot Liendo fueron apresados al término de la lectura de sentencia, pues enfrentaban el proceso con arresto domiciliario luego de que en abril fueran excarcelados al cumplir sus condenas de 25 años de prisión por terrorismo.

En cambio la procesada Elizabeth Cárdenas Huayta fue absuelta de los cargos que pesaban sobre ella y ha quedado en libertad.

Los jueces René Martínez Castro, Edhin Campos Barranzuela y Hans Contreras Cuzcano no dieron a conocer la condena de Moisés Límaco, integrante de la cúpula de Sendero Luminoso que salió de prisión en 2014 tras cumplir una condena de 20 años de prisión. Límaco asistió a las audiencias del caso Tarata hasta junio, pero huyó del país el 11 de ese mes rumbo a Francia, pese a la orden de arraigo dictada en su contra.

Durante el juicio a la cúpula de Sendero Luminoso, Guzmán aseguró que el atentado “fue un monstruoso error” y que él no tuvo “nada que ver con Tarata”. Los miembros del grupo terrorista indicaron que el coche-bomba estaba dirigido a la oficina de un banco, pero explotó unos metros antes del objetivo.

En la sentencia, los magistrados concluyen que en el atentado de 1992 los terroristas actuaron “indiscriminada y cruelmente”. “¨Por ello, la pena severa es para la prevención del sistema porque no es posible reincorporar” a la sociedad a los acusados. Ninguno de ellos, subrayan los jueces, ha renunciado a sus convicciones.

El presidente de la República, Martín Vizcarra, señaló anoche que la condena a cadena perpetua contra los líderes de Sendero Luminoso trae justicia a las víctimas y a los deudos del atentando en la calle Tarata, en Miraflores.

A través de su cuenta de Twitter, el mandatario indicó que los enemigos del Perú deben permanecer en la cárcel. “Y el Estado en su conjunto debe combatirlos con las armas que otorga la Ley”, afirmó. (Con información de Andina y El País)

6 autores materiales del atentado en la calle Tarata de Miraflores (Lima) fueron juzgados en 1995.

Integrantes del Colegiado A de la Sala Penal Nacional.