Tras reconocer la existencia de conflictos por límites entre algunos departamentos que conforman la Mancomunidad Gran Chavín, su flamante presidente ejecutivo Juan Carlos Muroa, sostuvo que estos no pueden dividirnos. “Ahora que somos mancomunidad ya no tenemos frontera, tenemos que integrarnos”, indicó.

Sobre el reclamo de Huánuco ante diversas instancias de que el distrito de Huallanca (anexada a Áncash en el primer gobierno aprista 1985-1990) retorne a su territorio, Muroa alegó que se trató de una decisión popular y dejó abierta la posibilidad de tratar el caso con el gobernador regional de Huánuco.

Egresado del colegio San Luis Gonzaga de Huánuco, el gobernador ancashino insistió en que “no hay ningún punto que nos pueda dividir”.

El gobernador regional de Pasco, Pedro Apolinar, también se refirió a los conflictos limítrofes (Huánuco y Pasco lo tienen) indicando que en algún momento se deben abordar en la mancomunidad, pero dejando en claro que “la única forma de desarrollar es cruzando fronteras”

“Las líneas fronterizas no nos deben dividir, somos peruanos y ahora somos de la Mancomunidad Chavín”, insistió Juan Carlos Muroa.