El Pleno del Congreso suspendió anoche en el ejercicio de sus funciones a los legisladores Kenji Fujimori, Bienvenido Ramírez y Guillermo Bocángel, mientras duren sus procesos penales, tras aprobar la denuncia constitucional en su contra por los delitos de cohecho activo y tráfico de influencias por la presunta compra de votos para desestimar la vacancia presidencial.

Tras una extensa sesión plenaria, la representación nacional también dispuso comunicar al Jurado Nacional de Elecciones sobre esta situación para que extienda la acreditación de sus accesitarios y ocupen sus  escaños.

La votación se hizo por separado y en dos bloques. En primer lugar se votó la acusación constitucional, es decir, los delitos y luego, la suspensión por cada legislador (Fujimori, Bocángel y Ramírez).

Por 61 votos se aprobó la denuncia constitucional contra Fujimori y posteriormente, 58 congresistas acordaron suspenderlo.

La denuncia constitucional y la suspensión de Ramírez y Bocángel se aprobó por 57 votos a favor, cada una.

Minutos antes se aprobó por mayoría que los congresistas miembros de la Comisión Permanente que no votaron la denuncia constitucional puedan hacerlo en el pleno, sólo para el caso de la suspensión. Asimismo se dio lectura de los parlamentarios titulares de ese grupo impedidos de votar.

También se desestimó una cuestión previa, presentada por el parlamentario Yhony Lescano, para que el informe acusatorio retorne a la Subcomisión de Acusaciones Constitucionales.

Según el informe de denuncia constitucional sustentado por el legislador César Segura, los parlamentarios mencionados cometieron infracciones a la Constitución y la presunta comisión de los delitos de cohecho activo y tráfico de influencias.

Asimismo, establece que los congresistas, que aparecen en el video grabado por el congresista Moisés Mamani, actuaron en forma coordinada para ofrecer prebendas a cambio de no respaldar la segunda vacancia de Pedro Pablo Kuczynski.

En las conversaciones, se escucha a los legisladores ofrecer prebendas, protección e incluso la reelección, lo cual constituye delito de cohecho activo y tráfico de influencias, reza el informe aprobado por la representación nacional.

Tras la votación de la sanción a Fujimori, los parlamentarios de oposición, alegando que se transgredía las normas al permitir la votación de miembros de la Comisión Permamente, se retiraron del hemiciclo. Y con ellos en los pasillos se realizó la votación contra Bocángel y Ramírez.

Luis Galarreta, presidente del Congreso, suspendió la sesión hasta hoy a las 10 de la mañana para la votación del pedido de destitución e inhabilitación para ejercer cargo público por 10 años de los tres parlamentarios. Galarreta alegó que no había quorum.

“Quiero dirigirme a mi hermana Keiko: Felicitaciones, aquí tienes mi cabeza en bandeja, y lo que se ha vivido el día de hoy ha sido totalmente nauseabundo”, manifesto Kenji en conferencia de prensa tras su suspensión.

Bocángel, por su parte, anunció que hoy presentarán una denuncia contra la suspensión y aseguró que la votación de la destitución se suspendió porque el fujimorismo no tenía los votos para aprobarlo, como tampoco tenía para suspenderlos por eso autorizaron que voten los integrantes de la Comisión Permanente, cuando el reglamento del Congreso lo prohíbe.

Galarreta anunció que se comunicará de inmediato al Jurado Nacional de Elecciones para que los accesitarios de los tres parlamentarios ocupen sus respectivas curules.

El accesitario de Bocángel es el contador público colegiado César Campos Ramírez que postuló con el n.º 3 en la lista de Fuerza Popular. (Con información de Andina)

César Campos