TINGO MARÍA- Emer Arangüez

Durante una sorpresiva visita al caserío Árabe, el consejero regional por Leoncio Prado, Rolando Flores Martín, el juez de paz de Anda, Wilder Arévalo, representantes de los Frentes de Defensa de Leoncio Prado y Aucayacu, Migdonio Allpas Rodríguez y Julio Cesar Falcón Ponce, y el teniente gobernador de dicha comunidad, confirmaron que la empresa Iberandina empezó sus operaciones para explotar oro en dicha jurisdicción.

“Estoy comprobando que la empresa minera sí está operando. Ya está haciendo corte o movimiento de tierra para habilitar pozas de agua para luego empezar a lavar el mineral”, manifestó Rolando Flores.

Sostuvo que si bien la empresa tiene sus documentos que la acreditan como una empresa formal, puso en tela de juicio los documentos por la falta de socialización de su operaciones

“Todos los documentos que me mostraron los representantes de la minera, no son del 2019 sino del 2018, de los funcionarios de la gestión de Rubén Alva Ochoa, inclusive tienen resolución del entonces director regional de Agricultura. Hay que ver cómo ese señor autorizó talar cultivos de cacao. Los agricultores están molestos”, afirmó.

Adelantó que llevará el caso al Consejo Regional para un análisis exhaustivo de la conveniencia de la actividad minera o la agricultura en la zona de Árabe.

“Vamos a pronunciarnos y a través de acuerdo de concejo tenemos que rechazar estas concesiones mineras”, subrayó Rolando Flores.

“El gobernador Juan Alvarado dijo que no va apoyar la actividad minera. Sin embargo, él tiene un lenguaje y los directores de línea otro; justamente este tema vamos a discutirlo con el presidente Martín Vizcarra y para eso nos estamos organizando. Vamos a decirle al jefe de Estado que la provincia de Leoncio Prado debe ser declarada ecológica y turística libre de concesiones mineras”, indicó el consejero regional por Leoncio Prado.

Migdonio Allpas, secretario del Frente de Defensa de los Intereses de la provincia de Leoncio Prado, afirmó que la Minera Huallaga SAC, representada por el español Luis Vispez, es titular de mil hectáreas concesionadas en el caserío Árabe, pero Iberandina es concesionaria de 20 hectáreas de terreno.