Tanto en la Universidad Nacional Hermilio Valdizán, como en la sede del Gobierno Regional, obreros de Construcción Civil realizaron manifestaciones exigiendo puestos de trabajo en las obras que ejecutan.

En las puertas de la Unheval en Cayhuayna, el secretario general adjunto del Sindicato Regional de Construcción Civil, Freddy Malpartida Montecillo, afirmaba que la protesta era pacífica para solicitar la participación de ese gremio en las obras que ejecuta dicha universidad.

“Son seis proyectos que se están ejecutando en la universidad, queremos puestos para la gente desocupada”, manifestó al referir que los costos de los proyectos van desde los 400 mil soles hasta los S/ 2 millones y por lo tanto se debe cumplir el régimen de Construcción Civil.

“Las obras están pasando los 5 millones de soles”, advierte el secretario de Defensa de Construcción Civil, Américo Cárdenas, al acusar que las obras están fraccionadas en cuatro o cinco frentes subcontratados para no pagar al personal según el régimen de Construcción Civil.

“Los salarios de Construcción Civil están normados a nivel nacional. Queremos hacerles entender que pedimos que se cumpla la norma y el rector de la Unheval no puede seguir permitiendo que dos o tres señores se enriquezcan con el sudor de los obreros, que muchas veces trabajan hasta altas horas de la noche, exponiéndose el peligro”, agrega el dirigente.

Explicó que según el régimen de Construcción Civil, el sueldo de un obrero pasa los 1 500 soles, debe de estar en planillas, con seguro social y seguro contra accidentes.

Al destacar la importancia de que cuenten con el seguro social y seguro contra accidentes, recordó el caso de un obrero que en una obra de la Unheval sufrió un accidente laboral hace varios años. Quedó inválido pero cobra una pensión. “¿Qué va a pasar cuando suceda un accidente y el obrero no está en planillas y no tiene un seguro?, la viuda y sus hijos quedarían en el desamparo”, afirmó.

ENCADENADOS

Indignados, los dirigentes del Sindicato Departamental de Construcción Civil de Huánuco se encadenaron a la puerta del Gobierno Regional pidiendo su bolsa de trabajo y acusando parcialización con otro gremio.

“Se han amarrado al Sindicato Regional de Construcción Civil”, acusó al afirmar que hace 13 meses no participan en las obras del Gobierno Regional.

Explicó el dirigente que según la Resolución Ejecutiva del Gobierno Regional, el 30 %  de puestos de trabajo es para el sindicato, 30 % para el Gobierno Regional, 20% para el pueblo y 20% para el Sindicato Departamental que dirige Cotrina.

Horacio Cotrina pidió el cambio del jefe de la oficina de Conflictos Sociales del gobierno regional, Eustaquio Robles, acusándolo de no ser accesible al diálogo y de generar los problemas.

“Nos marginan y discriminan por el simple hecho de que no estamos afiliados a una federación. Nadie me puede decir que me afile a una confederación, lo cual es voluntario”, indica.

Sobre los incidentes de violencia en Aparicio Pomares, acusó al grupo de Jotwin Criollo de agitar la gresca que incluyó  una balacera.

Dirigentes del Sindicato Departamental encadenados en el Gorehco.