El quinto día del estado de emergencia en el país cerró con la confirmación de la cuarta víctima mortal del covid-19, la salida de la ministra de Salud, Elizabeth Hinostroza, del gabinete ministerial, y la juramentación de su sucesor Víctor Marcial Zamora Mesia.

En conferencia de prensa, el presidente de la República, Martín Vizcarra, confirmó que la cifra de contagiados con el coronavirus es de 263, de los cuales 212 son de Lima.

El departamento de Huánuco se mantiene con dos casos confirmados desde el lunes 9 de marzo, sin embargo las autoridades acondicionan el minihospital de Santa María del Valle (que funciona como centro de salud)  ante la eventualidad de que los casos se incrementen y con pacientes críticos. A ese centro de salud serán llevados los pacientes con complicaciones donde estarán aislados.

CUARTA VÍCTIMA

Al promediar las 9.17 de la mañana del viernes falleció en la Unidad de Cuidados Intensivos del Hospital Edgardo Rebagliati una mujer de 75 años que tenía la enfermedad del coronavirus, la que habría contraído en su viaje a España.

Ella ingresó el jueves al hospital con insuficiencia respiratoria y neumonía y su deceso se produjo por un paro cardiorespiratorio, precisó el Minsa a través de un comunicado.

Con ella se elevó a cuatro las víctimas mortales por la enfermedad, mientras las Fuerzas Armadas y Policiales realizan esfuerzos denodados para que la población permanezca en sus casas como estrategia para frenar el contagio de la enfermedad.

El presidente Vizcarra lamentó que aún haya ciudadanos en las calles desobedeciendo la orden de aislamiento social y toque de queda. “Seguimos sin llegar el resultado esperado”, apuntó.

SOLDADO ATROPELLADO

El ministro de Defensa, Walter Martos, reveló la noche del viernes que en el poblado de Ilave, Puno, un soldado murió atropellado por un sujeto que quiso pasar la tranquera instalada para evitar la circulación de vehículos por el estado de emergencia.

BAJA VENTA EN MERCADO

Huánuco recibió el quinto día de cuarentena con lluvia, que desalentó a muchos salir de sus casas. A diferencia del día anterior, se observó menos vehículos y personas en las calles, mientras los policías y soldados permanecían vigilando plazas y calles aun bajo la lluvia que se prolongó hasta cerca del mediodía.

Por la noche los militares patrullaban las calles en plena lluvia para verificar que se cumpla el toque de queda de 8 de la mañana a 5 de la tarde.

En el Mercado Modelo los comerciantes se quejaban de la poca venta que tienen en estos días. “Ha bajado bastante el negocio”, dice Betty,  que se dedica a la venta de verduras.

Refirió que el limón es el producto que más subió su precio. “Antes costaba 4 soles el kilo,  ahora está 6” afirmó.

En la víspera el administrador del Mercado de Mayoristas de Puelles, Marco Arteaga, precisó que el precio del limón en ese centro de abastos era de 2 soles el kilo.

Nicolás Trejo, presidente de la Asociación dueña del Mercado Modelo, aseguró que están abastecidos de carnes y pescado que mantienen su precio de antes de la emergencia.