Un total de 13 887.33 kilos de hojuelas de quinua y avena continúan en el almacén de la Municipalidad Distrital de Chinchao debido a que el subgerente de Programas Sociales, Edwin Miranda Abalos, advirtió, basado en un análisis de la Universidad Nacional Agraria de la Selva (UNAS), que podrían hacer daño a los niños del programa del Vaso de Leche.

A pesar que los resultados del “análisis proximal y físico químico” de la UNAS datan de agosto de este año, hasta ahora la Municipalidad de Chinchao no ha devuelto el producto a la empresa Alimentos Naturales e Industrializados del Perú SAC que proveyó dichos productos.

Dicha empresa se adjudicó la buena pro para proveer hojuelas de quinua avena precocida enriquecida con vitaminas y minerales por la suma de 249 981 soles.

La empresa entregó los productos, pero la regidora Dora Domínguez decidió tomar muestras para su análisis en el laboratorio de la UNAS.

Con este informe el subgerente de Programas Sociales, Edwin Miranda, advirtió que los productos del Programa Vaso de Leche “excece los valores de acidez titulable, lo cual podría generar alteraciones gastrointestinales y/o no aceptabilidad de lso productos por los beneficiarios”.

El funcionario ha pedido que se realice los análisis bromatológicos y físico-químico de tipo etiquetado nutricional comparativo con las bases de licitación del programa vaso de leche 2017.

Esta decisión ha frenado la distribución del alimento .

Se supo que la Municipalidad extrajo muestras para otro análisis de las hojuelas de quinua avena, pero no se ha confirmado si alguna delegación de funcionarios o autoridades de la Municipalidad ha viajado para dichos estudios y garantizar la fiabilidad de los resultados. En tanto en el almacén de la Municipalidad estan arrumados 271 sacos con las hojuelas de quinua avena.