El sacerdote diocesano Oswaldo Rodríguez fue reconocido con el título de Divino Maestro por su labor de apoyo a niños, jóvenes, señoritas y ancianos abandonados en Huánuco.

Durante la XXXII Convención Nacional de Colegios Católicos del Perú se realizó el reconocimiento al religioso que dirige una aldea para niños, las casas Pillco Marca y Santa Rosa para jóvenes y señorita, además de la Casa Mis Abuelitos para adultos mayores, la Aldea San José para enfermos mentales y el colegio católico Pillco Marca.

Oswaldo Rodríguez es el primer huanuqueño que recibe ese reconocimiento del Consorcio de Colegios Católicos.

“Debemos pesar en el bien, espero no solo en el bien laboral, social o familiar; sino el de servicio a los más necesitados, al prójimo”, dijo invocando a los ciudadanos a apoyarse unos a los otros.

La presidente del Consorcio Católico, hermana María Antoñeta Carrizales, resaltó la labor del sacerdote huanuqueño y motivó a los jóvenes a seguir a su prójimo. Además, se mostró de acuerdo en las reformas que está planteando el Ministerio de Educación al reglamento de los colegios privados.