En medio del dolor y llanto de sus familiares, fueron sepultados ayer los restos del suboficial PNP Juanito Jack Quijano Malpartida y sus hijas María del Carmen (9) y Nery Luz Quijano Gongora (11), que fallecieron en un trágico accidente ocurrido la mañana del martes, en la carretera Central altura del Instituto Superior Tecnológico Aparicio Pomares, en la jurisdicción del distrito de Amarilis.

Cientos de personas acompañaron el cortejo fúnebre que partió de la casa del padre del policía en Paucarbamba con dirección al cementerio Jardines de La Esperanza.

Decenas de efectivos policiales, varones como mujeres, cargaron los cuerpos hasta su última morada.