Emer Arangüez

Hace seis meses aproximadamente, Crisóstomo Maldonado Chinchay, de 33 años de edad, inició una relación sentimental con Gloriosa Pisco Panduro, también de 33 años, sin presagiar que sería asesinado por la expareja de ella,  Adán Núñez Cubas de 53 años.

Tras discutir con Gloriosa e increparle su supuesta infidelidad, Adán disparo por la espalda a Crisóstomo. La bala ingresó por su columna y varias horas después murió en el Hospital de Contingencia donde, a pesar del esfuerzo que realizaron, los médicos no pudieron salvarle la vida.

La agresión ocurrió en el caserío de San José de Pucate, margen izquierda del río Huallaga, distrito de José Crespo y Castillo, la tarde del sábado. Herido, Adan fue llevado al centro salud de Aucayacu donde el médico John Fernández diagnosticó herida por paf y shock hemorrágico. Fue derivado  al Hospital de Contingencia de Tingo María, donde falleció a las 2:00 de la madrugada del domingo.

Efectivos dirigidos por el superior PNP Jesús Bazán Vallejos llegaron a San José de Pucate pero no ubicaron al asesino que escapó con rumbo desconocido.

El fiscal Diego Álvarez Soto asumió la investigación de este crimen.

Pobladores relataron que Crisóstomo no aceptaba la nueva relación que inició la madre de sus cuatro hijos menores de edad, desde hace seis meses.