El director regional de Defensa Civil, José Soto, está solicitando a la Municipalidad Provincial de Huánuco detener la construcción de viviendas en la falda del cerro Visagaga e investigar si están traficando con terrenos en zonas de alto riesgo, como lo denunciaron recientemente los vecinos del predio El Tingo.

En una inspección inopinada Soto constató ayer junto a comisionados de la Defensoría del Pueblo que el relleno de una de las quebradas de dicho cerro para la habilitación de terrenos se ha detenido. Sin embargo, “esto pone en peligro la vida de los vecinos porque con una lluvia intensa puede desplomarse” el relleno, advirtió.

“Luego de nuestra intervención se ha detenido el relleno, pero el delito ya se realizó”, manifestó el director de Defensa Civil, quien resaltó que la primera inspección se realizó a fines de abril con la Fiscalía de Prevención del Delito.

El caso está en el Ministerio Público y en esta semana debe emitirse el informe para iniciar la investigación para detectar a los responsables, apuntó.

Durante la visita también se pudo constatar que se están realizando nuevas construcciones de casas en el inici y falda del cerro Visagaga lo que —dijo el funcionario— está debilitando la consistencia del mismo.

“La población pide que cese el deterioro del cerro, pues los más perjudicados serán los de la zona baja”, manifestó
Soto del Águila.

En cuanto a la concesión para extracción de metales no pesados que fue entregada en el 2008 a Hermilio Daga Salgado por el Instituto Geológico, Minero y Metalúrgico (Ingemmet), Soto pidió a la Municipalidad actualizar su ordenanza del Plan Director de la Ciudad (actualmente llamado Plan de Desarrollo Urbano) para que la Dirección Regional de Energía y Minas pueda detener la concesión, pues se encuentra en zona urbana.

Los vecinos del predio El Tingo responsabilizan a Hermilio Daga de la venta de terrenos en esa zona que está declarada de alto riesgo.

“Tenemos que determinar si es cierto que se ha comprado terreno y quiénes son los responsables de la venta ilegal”, agregó el funcionario.

Rellenaban la quebrada para habilitar terreno.